El futuro de los antimicrobianos para uso veterinario

La resistencia bacteriana se considera una de las mayores amenazas para la humanidad. Por ello, en la última década se ha ejercido una gran presión contra el uso de antibióticos en el ámbito veterinario. Esto ha dado lugar a una disminución del 34 % de las ventas de antibióticos entre 2011 y 2018 en la UE y, según el último informe JIACRA, publicado por la EMA en 2021, el uso de estos medicamentos en los animales de producción es menor que en los humanos.

Es importante destacar que, independientemente del sistema de cría, las medidas de bioseguridad u otras prácticas agrícolas, los animales pueden enfermar y necesitar tratamiento con antibióticos. La UE reconoce que los animales son seres sensibles y merecen recibir tratamiento si así lo necesitan. La posibilidad de tratar animales enfermos garantiza el bienestar animal y es esencial para la salud pública en lo que respecta a la zoonosis (el 70 % de las enfermedades humanas) y a la seguridad alimentaria.

El nuevo Reglamento sobre medicamentos veterinarios, Reglamento (UE) 2019/6, que está previsto que entre en vigor en enero de 2022, se fundamenta en el planteamiento de «Una sola salud» y tiene en cuenta las opiniones de expertos tanto en salud humana como en salud animal. El uso de antibióticos en los animales se regulará aún más, con la posibilidad incluso de prohibirlos en el ámbito veterinario.

Con el fin de reducir el uso de antimicrobianos y, en consecuencia, disminuir el riesgo de aparición de bacterias resistentes, se presta mucha atención al uso prudente tanto en humanos como en animales. El uso prudente en los animales consiste en el uso responsable (reducir la necesidad de antibióticos procurando que los animales estén más sanos) y el uso racional (usar antibióticos de forma correcta cuando el tratamiento antibiótico es necesario).

Dopharma hace hincapié en la importancia del uso prudente. Gracias a nuestra amplia experiencia y conocimiento relativos al tratamiento con antibióticos en animales, somos especialistas en guiar a veterinarios y ganaderos en el uso racional (por ejemplo, con nuestras inversiones en estudios farmacocinéticos y nuestra amplia y exclusiva cartera de productos antibióticos), así como en el uso responsable (por ejemplo, mediante tratamientos no antibióticos y vacunas autógenas).

Nuestro compromiso con el uso prudente de antibióticos y con el planteamiento de «Una sola salud» queda patente en nuestro eslogan: tan poco como sea posible, tanto como sea necesario.

VER DOCUMENTO PDF