Farmacovigilancia

¿Qué es la Farmacovigilancia?

El objetivo principal de la farmacovigilancia es monitorizar y preservar la seguridad y la eficacia de los medicamentos (veterinarios) tras su autorización. La farmacovigilancia requiere de un esfuerzo conjunto entre las instituciones gubernamentales, la industria, los veterinarios y los consumidores. Al fin y al cabo, un producto seguro y eficaz reporta beneficios a todos.

Por lo general, se acepta que el uso de cualquier medicamento (veterinario) entraña ciertos riesgos. Con todo, estos riesgos deben verse compensados por los beneficios que proporciona el uso del medicamento. Es lo que se denomina relación beneficio/riesgo. Durante el proceso de registro, esta relación se evalúa por primera vez, y la seguridad y la eficacia del medicamento se estudian en profundidad.

Tras la autorización, la relación beneficio/riesgo debería permanecer invariable. Sin embargo, a pesar de los estudios exhaustivos realizados antes de registrar el medicamento, una vez comercializado pueden aparecer eventos adversos no previstos. Después de todo, la autorización implica que el medicamento se use por primera vez de forma extensa y en una gran variedad de circunstancias. Además, aun cuando el medicamento lleve en el mercado mucho tiempo, pueden ocurrir eventos imprevistos cuando, por ejemplo, cambian las circunstancias o se produce algún tipo de interacción con un medicamento recientemente comercializado.